Twitter analyticsTwitter analytics
logo

Una mansión de cine

Una mansión de cine

Hola chic@s!! Hoy os voy a hablar de una casa especial. Es especial por quien vivió en ella y por cómo es. Hace unos días cayó en mis manos esta historia y he decidido compartirla con vosotros, ¡me parece tan apasionante!. Se trata de la que fue la casa en la que vivieron su historia de amor el multimillonario Howard Hughes y la actriz Katharine Hepburn.

Recientemente, esta mansión de cine ha sido reformada con mucho acierto. Esta residencia de 1926 que tenía 30 habitaciones y que fue diseñada por el arquitecto Roland E. Coate siguiendo el estilo español y mexicano de la época, está situada junto al campo de golf Wilshire Country Club, en un barrio histórico de Los Ángeles –California-.

mansión cine

Quizá la época más feliz de la vida del excéntrico tejano Howard Hughes fue de 1936 a 1938, momento en el que vivía una intensa relación amorosa con Katharine Hepburn y en el que también recibió el premio Harmon International para el mejor avisador de 1936 de manos del presidente Roosevelt además de conseguir otro récord histórico en su vuelo alrededor del mundo. Años también que disfrutaron juntos en esta casa de estilo español.

mansión cine

Los dos amantes se conocieron en 1935 cuando el multimillonario aterrizaba en un descampado de Trancas Beach, al  norte de Los Ángeles, donde la Heprburn rodaba una película con Cary Grant, amigo íntimo de Hughes. Dos años después la actriz se iba a vivir a la casa de Muirfield Road.

mansión cine

Dos personajes con espíritus muy fuertes y con gustos muy dispares, muy acostumbrados a ver sus deseos hechos realidad. Tenían un servicio de 8 personas que incluía un par de chóferes y una lavandera que únicamente se dedicaba a esta tarea. Kate se duchaba 6 veces al día y Howard se cambiaba de camisa no menos de 5 veces a lo largo de la jornada.

mansioncine5

Recorrieron todo Estados Unidos a bordo del Sikorsky: Hughes pilotaba y Kate dormía. Amerizaron en bahías solitarias, aterrizaron en playas desiertas, navegaron a través de cielos oscuros… fue un tiempo en el que Howard Hughes y Katharine Herpburn disfrutaron de su libertad sin que les importara el mundo, como si alguien lo hubiera hecho solo para ellos.

Pero este hechizo tenía fecha de caducidad y en el invierno de 1937-38, la relación se enfrió y Kate abandonó la casa de Muirfield para rodar su nueva película y Howard viajó a Nueva York y Londres para preparar su vieja de vuelta alrededor del mundo. Nunca más volvieron a estar juntos.

mansión cine

La maravillosa casa de estos dos personajes retratados a la perfección por Martin Scorsese en El Aviador se ha convertido en la actualidad en la casa de Ash y Niroupa Shah. Los propietarios actuales han remodelado esta vivienda para dar cobijo a su familia numerosa –cuatro hijos y dos perros-, respetando la normativa del barrio que obliga a preservar la arquitectura exterior, actualizando los interiores. En su origen, la estructura de esta casa marcaba muy bien la diferencia entre propietarios y empleados. La reforma ha sido concebido para conseguir una casa pensada para ser libres, una casa que puedan desordenar y vivir.

mansión cine

En las fotos que os muestro, podemos ver una maravillosa zona de lectura donde los hijos de los actuales propietarios hacen los deberes y dibujan. Se abre a dos patios y está conectada con la cocina y el bar. En la parte de abajo, se encuentran la habitación familiar, el bar, la cocina y el comedor y arriba, las habitaciones. En otra imagen se puede ver como han dejado intactas las vigas de madera y decorado la estancia con objetos de la India y piezas de colección. Por ejemplo, la bañera está en la casa desde su construcción y por eso han decidido que se merecía un espacio destacado, desde cuya ventana se puede ver el campo de golf. Todo se ha decorado, según su propietaria para poder ser utilizado: “no quería una casa con piezas que no se pudieran tocar”. La verdad es que es una auténtica maravilla. Espero que os haya gustado.

20 julio, 2016