Twitter analyticsTwitter analytics
logo

Una casa de verano

casa de verano

Si acabas de llegar a tu casa de la playa o de la montaña, vamos a tu casa de vacaciones, todavía estás a tiempo de adaptarla al verano. La casa como tu armario debe adaptarse a la subida de las temperaturas  y prepararse para los rigores del verano. Los tejidos, los colores, la distribución del mobiliario te puede ayudar a crear un espacio a prueba de calor.

Lo ideal es que mires hacia fuera y organices tus muebles de cara a las ventanas. Una habitación con vistas es una manera de vivir en el exterior. Elimina barreras, abre las ventanas y coloca, por ejemplo, un rincón de lectura o convierte tu salón en el de verano, dando protagonismo a los grandes ventanales. No lo olvides: la mirada y la distribución siempre hacia el exterior.

casa de verano

casa de verano

Si hay un color que nos aporta frescura es el blanco. Ligero visualmente, multiplica la luz natural y aporta grandes dosis de calidez. Por ejemplo, empieza por tu dormitorio: escoge sábanas frescas con un tejido ligero. La tela recomendada para el verano es el algodón. En el mobiliario también es el aliado perfecto cuando se trata de estancias llenas de cosas. Al lado del blanco, los tonos neutros como el gris y los naturales, como el crudo, tienen un lugar privilegiado porque crean sensación de amplitud, frescura y luminosidad.

casa de verano

casa de verano

Otras cosa que puedes hacer para adaptar tu casa a la llegada del verano es probar a cubrir los sofás con grandes pareos o telas ligeras de algodón. Además de aportar sensación de frescor, protegerán tu tapicería. Cambia las alfombras de pelo por otras de fibra y en materiales naturales así podrás llevar a la tintorería las de invierno sin dejar de vestir los suelos de tu casa.

casa de verano

casa de verano

Tampoco debes olvidar los accesorios de cocina. Seguro que será una tarea agradable para ti  ir a buscar menaje divertido para tus comidas estivales. En cuanto a los tejidos para la mesa, arriesga con colores vivos, utiliza manteles con flores, con colores rompedores. Recuerda que en verano pasamos más tiempo con la familia y los amigos y las sobremesas son más largas. Decora bien tu mesa, tú y tus invitados lo agradeceréis.

casa de verano

Por último, no te olvides de las plantas, pertenecen a ese nivel de detalles que contribuyen a crear atmósferas más frescas: dales protagonismo. Con o sin flor, en tamaño maxi o en mini en jarrones transparentes ponen, además, una nota alegre, transmitiendo una brisa fresca y su aroma nos transportará directamente al campo.

casa de verano

9 agosto, 2017
FFFFF