Twitter analyticsTwitter analytics
logo

¿Probamos el strobing?

Strobing

Buenos días chic@s!!! Qué poquito nos queda para las vacaciones de Semana Santa!!!!!! Yo estoy deseando que llegue el viernes y tomarme esos unos días para descansar. Ánimo, que ya queda menos. Hoy le toca el turno a la belleza. Y he de confesar que, en el apartado del maquillaje, nunca dejo de aprender porque estamos en constante evolución. En estos temas, siempre se están descubriendo nuevas técnicas y productos para vernos radiantes. Después del contouring, que causó una verdadera revolución, nos llega el strobing, el rey de los últimos desfiles de moda. ¿Quieres saber qué es?

A diferencia del contouring, que se centra en marcar las zonas oscuras del rostro, en el strobing se busca crear dimensión y esplendor al rostro. Es, básicamente, iluminar tu piel al máximo. Es una técnica ideal para reforzar la luminosidad con un acabado ligeramente húmedo e irisado. Es el último truco profesional para darle al rostro un efecto fresco y delicadamente tornasolado y que puedes utilizar solo o como toque final tras el iluminador.

Strobing

Después de leer las opiniones de varios expertos en temas de maquillaje, puedo contaros que el strobing se basa en realzar los volúmenes del rostro con luz, tanto huesos como zonas carnosas. Así podemos destacar los pómulos y el hueso de la ceja, al igual que llevar la atención hacia el rostro, los labios o los lagrimales.

Strobing

Lo ideal es empezar siempre sobre una piel mate y mantener sin brillos las zonas que no queremos iluminar. A partir de ahí, es muy instintivo el uso, ya que todas nosotras sabemos cuál es el punto exacto del pómulo que queremos tener con luz. Es una técnica sencilla que todas podemos poner en práctica. Eso sí, nunca lo apliques con luz cenital (luz proyectada desde arriba) ya que se marcarán sombras y será más difícil saber cuáles son tus puntos de luz ideales. Como veréis os he seleccionado una foto de Karlie Kloss en la que se ve en qué zonas hay que aplicar el iluminador.

Strobing

En los últimos desfiles, el strobing ha sido el rey de la pasarela. Todos los diseñadores han estado de acuerdo en mostrar unos rostros jugosos y jóvenes. La pregunta es ¿cómo conseguir un strobing perfecto? Lo mejor es utilizar un iluminador en barra o en crema para destacar las facciones, bien ayudándote de una brocha o bien con los dedos, aplicándolo a toquecitos por las zonas a destacar principales: hueso del pómulo y sien, tabique nasal, arco dela ceja y arco del labio superior.

Strobing

También se puede combinar con un colorete en crema para aportar un color “sano” a las mejillas que completo nuestro look natural. Recuerda: aplícalo siempre tomando como referencia una línea imaginaria desde el centro del iris hasta el final de la nariz y ve difuminándolo sobre el hueso del pómulo hacia las sienes.

Strobing

1. Sobre el hueso de la ceja, bajo el arco. 2. Nacimiento de la nariz. 3. Lagrimal. 4. Parte alta del pómulo. 5. Punta de la nariz. 6. Arco de cupido. 7. Barbilla.

El objetivo del strobing es conseguir una piel luminosa y radiante para captar la luz en la piel. Para conseguirlo basta con que utilices iluminadores, una base fluida y jugosa que deje respirar tu piel y deje relucir el glow de la piel hidratada sin apagarla. ¿Y cómo elijo el iluminador? ¿con base rosada o amarilla? Los tonos rosas y melocotones son perfectos para pómulos y mofletes incluso para el párpado móvil. Los amarillos para el párpado fijo y superior del pómulo para dar luz.

Strobing

Pero la clave para conseguir esta técnica perfecta es tener una piel hidratada con los productos adecuados según el tipo de piel; un corrector de ojeras; polvos traslúcidos o fijadores; e iluminador.

¿Qué os parece? ¿Lo ponemos en práctica estos días de vacaciones? Ya me contaréis qué tal os queda. Muac.

 

3 abril, 2017
FFFFF