Twitter analyticsTwitter analytics
logo

Hace un mes que no piso el gimnasio

no gimnasio

Cuando estamos de vacaciones nos resulta muy complicado cumplir con nuestras rutinas de ejercicio. En la mayoría de las ocasiones, nos pasamos casi un mes sin pisar el gimnasio y eso nos hace sentir mal. Pues hoy os voy a dar algunas ideas para compensar esa falta de ejercicio con rutinas fáciles que no te complicarán mucho.

Si te vas a saltar tu entrenamiento deberías saber qué puedes hacer para no tener cargo de conciencia y sentirte mejor. Subir y bajar cuestas, abdominales hipopresivos en la hamaca son solo algunos ejemplos. Sigue leyendo y verás como algunos te resultan bastante sencillos.

no gimnasio

La verdad es que muchas veces no podemos ir al gimnasio. Eso es lo que sucede generalmente cuando estamos de vacaciones. Para esos días –intenta que no sean muchos- hay un montón de cosas que puedes hacer para compensar esa falta de ejercicio. Por ejemplo, siempre puedes ir a correr por la calle, estés donde estés, es difícil tener una excusa para no ponerte tus zapatillas y estar durante treinta minutos corriendo.

no gimnasio

Siempre hay formas más simples de compensar de alguna manera la falta puntual de ejercicio. Después de recopilar en la red las opiniones de varios expertos, te voy a contar a continuación cinco alternativas para compensar un día sin gimnasio.

  1. Dar un buen paseo. Es verdad que dar un gran paseo nunca va a sustituir en entrenamiento cardiovascular de alta intensidad, pero sí que te va a ayudar a compensarlo y también se va a ayudar a compensar esa falta puntual de entrenamiento.
  2. Sube y baja escaleras. Éste es un buen ejercicio cardiovascular y un buen ejercicio para el trabajo de las piernas. Es difícil cuantificar el número de escaleras y de veces que tendríamos que bajar y subirlas para obtener resultados, hay una conclusión clara: cuántos más pisos y escaleras subamos, mayor será el gasto calórico.

    no gimnasio

  3. Ajusta tu dieta. Si sabes que hoy no vas a poder ir al gym, intenta controlar lo que vas a comer. Adecuar las cantidades y proporciones de lo que comemos en base a la actividad física que realizamos es muy importante. Así que debemos intentar comer un poco menos esos días que no vamos al gimnasio. Sé que es difícil llevar a cabo esto cuando estás de vacaciones, pero al menos hay que intentarlo.
  4. Abdominales a todas horas. Este ejercicio se puede llevar a cabo tanto en la hamaca como cuando estás de compras. Para reforzar los abdominales y fortalecer la postura solo tenemos que: estar sentadas, la espalda erguida y despegada del respaldo. Tienes que encoger el vientre al tiempo que procuras mantener la espalda recta. Inhala por la nariz y exhala por la boca contrayendo el perineo y manteniendo el ombligo hundido. Realiza el ejercicio durante 5 respiraciones y después haz una pausa antes de reiniciar tres series más. Este es el consejo que Julie Ferres nos da en su libro Gimnasia para perezosas.

    no gimnasio

  5. Sal a bailar. ¿Por qué no? Esta es otra manera de compensar. Porque además de hacerte sentir muy bien, bailando de forma intensa, podrás quemar unas cuantas calorías. Parece ser que una hora, depende de la intensidad que le metamos al baile, puede suponer entre 400 y 600 kcal.

no gimnasio

7 agosto, 2017
FFFFF