Twitter analyticsTwitter analytics
logo

Entrenamiento a tu medida

albertorey

Alberto Rey, entrenador personal, director del centro Waking Up y autor del libro “El entrenamiento ideal”,  nos ofrece una serie de consejos para iniciarse en un entrenamiento adecuado después de la relajación del verano. (1ªparte)

Después de la temporada estival donde bajamos o reducimos al máximo nuestra práctica deportiva y anulada nuestra predisposición a volver a encajarse en duros horarios, comenzar a realizar  actividad física se presenta mentalmente agotador, como la vuelta al cole con una mochila llena de pereza. No seas presa de este pensamiento: en  la vuelta debe aprovecharse la inercia que trae el comienzo del nuevo año laboral para ponernos objetivos realizables que nos animen e influyan en un estado de motivación óptimo.

Esa será la mejor herramienta que tenemos en nuestro camino para ponernos manos a la obra. Haremos que suceda todo lo que pase por nuestra cabeza, así que  nos esforzaremos en ser positivos y comenzaremos mañana mismo: no vamos a demorar algo que ya tenemos decidido. Nuestro cuerpo es lo mas valioso que poseemos  y tenemos que cuidarlo mucho, ya que nos va a acompañar toda la vida y el ejercicio continuado será la mejor terapia para ello. Tenemos el propósito de mejorar nuestro estado físico comenzando ahora y no en primavera, cuando los primeros calores nos recuerdan la cercanía del verano y que hay que conseguir el cuerpo deseado. Los milagros no existen, solo el trabajo organizado día a día y poco a poco, para adaptarnos al ejercicio.

Empezaremos con ejercicios que no nos supongan un esfuerzo agónico, para evitar lesiones y sobrecargas y que lo único que nos aportarían serían días apartados de nuestro objetivo. Intentaremos mantener un ritmo de sesiones semanales que permita la total recuperación muscular y articular óptima, así como uan activación metabólica suficiente como para ir asimilando los resultados y sensaciones.

Iremos añadiendo y/o cambiando ejercicios, como también el numero de repeticiones, series e intensidades, tratando de no acostumbrar al cuerpo a hacer siempre lo mismo.

Jugar con los pesos, velocidad de ejecución y tiempos de descanso nos facilitará un abanico enorme de posibilidades.

6 octubre, 2014