Twitter analyticsTwitter analytics
logo
dakar
3 de enero

Ausente la pasada edición, el Caballero Negro acude a su tercera cita con el Dakar con un nuevo vehículo, una moto KTM 690 Rally convertida en quad. Lo probó en la Baja de España y en el Rally de Merzouga, donde sufrió problemas electrónicos, que logró subsanar para poder terminar. Ahora su quad está a punto, aguardando la salida en Asunción. Su objetivo no es solo terminar la carrera y superar los dos abandonos anteriores, sino acabar entre los diez primeros, e incluso aspirar al pódium. Uno de los momentos más intensos que recuerda haber vivido en el Dakar, fue cuando en la segunda etapa del 2015 se le salió el embrague entero a los pocos kilómetros de empezar. Pasó horas buscando entre la arena cada una de las piezas, y a través del teléfono satélite le ayudaron desde España a montarlo para continuar y acabarla.

Etapa 3

José Luis Espinosa tenía el sueño de acabar por primera vez el Dakar. Pero sus ilusiones se han hecho trizas prematuramente. Esta mañana la organización le ha impedido iniciar la tercera etapa, tras llegar al control de salida 35 minutos después de la hora asignada. Los comisarios han alegado motivos de seguridad y, lamentablemente, todo el arduo trabajo del Caballero Negro Team en reparar el 4×2 E-ATV ha resultado en balde.

El Dakar se ha quedado sin españoles en la categoría de quads. José Luis Espinosa vivió ayer martes un verdadero calvario, al detenérsele su vehículo a escasos 20 kilómetros del final de la especial por sobrecalentamiento del motor. Cruzó a pie la línea de meta y, desde allí, logró llegar hasta el campamento con la ayuda del Toyota pilotado por el argentino Gaston Jose Pasten, aunque recorrió los metros finales empujando él mismo la montura.

“Anoche llegué al vivac gracias a un chico de la organización que me ayudó a empujar el quad los últimos 200 metros. Hoy salía a las 06:05, pero hemos estado cambiando el motor toda la noche y nos hemos retrasado 35 minutos. No nos han dejado salir por… ¡5 minutos!, A pesar del descomunal esfuerzo realizado por todo el equipo, el comisario ha dicho que era muy peligroso salir porque ya había varios coches en la especial”, narraba un resignado José Luis Espinosa.

“Ha sido una verdadera lástima ya que en el momento de la avería iba genial, sentía buenas sensaciones y estaba adelantando a otros quads. Tenía mucha ilusión en esta edición y estaba convencido de que por fin lograría acabar la prueba. Pero a la tercera tampoco ha sido la vencida y habrá que esperar a una nueva oportunidad. No me doy por vencido y confío en poder participar el año que viene, aunque ahora prefiero centrarme en el Mundial y luchar por revalidar mi título”, sentenciaba el piloto de Arroyomolinos.

Este mismo miércoles, José Luis Espinosa ha iniciado su viaje de regreso a España. Tras tomar dos vuelos domésticos en Tucumán y Jujuy, volará desde Buenos Aires hasta nuestro país. Su llegada al aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez está prevista para este sábado 7 de enero a las 14h40 de la mañana.

Etapa 2

José Luis Espinosa ha vivido un verdadero calvario durante la segunda etapa del Dakar 2017 que le ha llevado al borde del abandono. El piloto de Arroyomolinos ha estado parado varias horas tras pasar por el CP3 y su quad E-ATV ha tenido que ser remolcado hasta el campamento, donde los miembros del Caballero Negro Team le esperaban para reparar la avería y seguir en carrera.

La jornada ha estado marcada por la dureza a causa del polvo, el fango y las elevadas temperaturas. A pesar de tales dificultades, José Luis Espinosa había superado casi la totalidad de la cronometrada de 275 km a muy buen ritmo. Después de 200 km, pasó por el CP3 en 23º lugar de quads, a 35 minutos del vencedor.

Pero la fortuna dio la espalda al ‘Caballero Negro’ a 20 km del final, cuando ya atisbaba la línea de meta. En el paso por un río, su quad se detuvo y ya no volvió a arrancar. A pesar de los esfuerzos del madrileño por ponerlo en marcha e incluso empujarlo durante 800 metros, tuvo que acabar la etapa remolcado, lo que le supuso una penalización de 2 horas y el desplome hasta la cola de la general.

“La etapa estaba yendo muy bien. Rodaba a un buen ritmo, de menos a más, y en la parte final estaba adelantando a varios quads, alcanzando puntas de 145 km/h. Pero el motor se paró tras mojarse en un vadeo y no volvió a arrancar. He sentido rabia e impotencia”, explicaba José Luis Espinosa.

Lejos de arrojar la toalla, el ‘Caballero Negro’ buscó una solución alternativa para mantener la esperanza. “Me remolcaron hasta la meta y me llevé varios sustos al ser adelantado por los camiones en plena especial. Después, me ha ayudado el equipo del argentino Gaston Jose Pasten con su Toyota a llegar hasta el campamento”, narraba con gratitud.

Allí le aguardaban los integrantes del Caballero Negro Team para ponerse manos a la obra y reparar el E-ATV, un innovador quad deportivo basado en el KTM Rally 690 y único en el Dakar 2017. El objetivo del equipo, que cuenta con el apoyo de Madrid Xanadú, del Ayuntamiento de Arroyomolinos y de Moto Madrid, es disputar este miércoles la tercera etapa, a celebrar entre San Miguel de Tucumán y San Salvador de Jujuy, con 780 kilómetros en total, de los cuales 364 serán cronometrados para quads y motos.

Etapa 1

José Luis Espinosa ya se ha estrenado en el Dakar 2017. El piloto madrileño ha completado la primera etapa, corta pero intensa, que le ha servido para ir abriendo boca para lo que se encontrará las próximas dos semanas. El único representante español en la categoría de quads ha debutado en la presente edición con el 31º registro al manillar de su 4×2 E-ATV.

La primera especial del Dakar 2017 ha constado de 39 kilómetros por los alrededores de Asunción (Paraguay). A pesar de levantarse por la mañana con gastroenteritis, Espinosa ha recorrido la mitad de la distancia cronometrada sin mayores contratiempos. Sin embargo, a la altura del kilómetro 20, su montura se detenía tras cruzar por un río.

“En un vadeo bastante alto se me ha parado el quad y he tardado más de 5 minutos en sacarlo del agua y volver a ponerlo en marcha. Ha sido una lástima, porque hasta este punto estaba pilotando muy a gusto e incluso me estaba divirtiendo. Me ha roto el ritmo y desconcentrado bastante, aunque en general estoy satisfecho del primer día”, comentaba José Luis Espinosa al término de la especial.

Otro aspecto que destaca el ‘Caballero Negro’ es el cariño recibido durante los días previos al inicio del Dakar por parte de los aficionados paraguayos: “La carrera ha tenido muy buena acogida por parte de todo el mundo y el ambiente en Asunción es increíble. La gente en Paraguay es muy agradable y respetuosa. Les agradezco su apoyo, que me da muchas fuerzas para afrontar esta aventura por tercera vez”.

Al final, José Luis Espinosa se ha clasificado 31º de su categoría, con un registro de 42 minutos y 11 segundos. “Los tiempos de hoy no son relevantes, porque lo verdaderamente importante era entrar en carrera e ir cogiendo ritmo de competición de cara a las duras jornadas que se avecinan”, subrayaba el piloto que cuenta con el apoyo Madrid Xanadú, del Ayuntamiento de Arroyomolinos y de Moto Madrid, como patrocinadores principales.

Mañana martes, segunda etapa, íntegramente en Argentina, entre las localidades de Resistencia y Tucumán, con un total de 803 kilómetros, de los cuales 275 serán cronometrados y 528 de enlace. Será la primera prueba de fuego para el ‘Caballero Negro’ y su 4×2 E-ATV, un innovador quad deportivo basado en el KTM Rally 690 y único en el Dakar 2017.

FFFFF