Twitter analyticsTwitter analytics
logo

Como mantenerte en forma en la oficina

Eva Mendes en forma

Si tu excusa de cada día es que no dispones de tiempo para seguir en forma, no te preocupes, tenemos la solución, y no es tan descabellada como parece.

Simplemente deberás seguir estos pasos para poder hacer frente al sedentarismo que conlleva un trabajo de oficina, donde pasas el 90% del tiempo.

 

en forma oficina

 

¿Resulta complicado, verdad?

Aunque a priori consideres imposible encontrar un hueco para hacer ejercicios, si lo tienes. Aprovecha esos momentos de desplazamiento, cuando vas al baño o incluso a la impresora. Seguro que de sobran unos minutos a la hora de comer o estiras un poco el momento de desayuno.

 

Eva Mendes en forma

 

Lo primero que debes hacer es mejorar y corregir tu postura corporal. La postura correcta empezaría por mantener la espalda recta, mantener el monitor al nivel de los ojos, las rodillas a 90 grados y los pies apoyados en un reposapiés o en el suelo.

Una vez hecho este primer paso, podemos empezar a realizar movimientos para mejorar nuestro bienestar.

Por ello, es importante realizar estiramientos cada hora para no caer en lesiones, el dolor, a medida que pasan los meses, podría ir aumentando.

Evita esto estirando el cuello de un lado a otro, y hacia adelante y hacia atrás. Los mismos movimientos son aconsejables realizar con las muñecas y tobillos. En general, debes intentar mover las articulaciones, como las rodillas y estirar la espalda levantando los brazos.

 

en forma oficina

 

Si quieres tener un vientre plano, tenemos buenas noticias: podrás lograrlo desde tu silla. Con la espalda recta, junta las piernas y levántalas en posición de ángulo recto hacia tu torso. Haz series de 10 repeticiones.

Para los glúteos, contrae los músculos de esa zona mientras estés desayunando, o hablando con compañeros. Con series de 10 repeticiones y la espalda recta estarás estupenda.

Es importante, aprovechar los elementos que encontramos en la oficina, véase las escaleras. Olvida el ascensor y aventúrate a subir andando o a un ritmo rápido para hacer un poco de cardio y fortalecer las piernas.

Aprovecha para ir a los sitios andando, siempre que puedas. ¡Súbete a la bici y ve a la oficina dándote un placentero paseo!

 

en forma oficina

 

Y por último: no olvides mantener una dieta equilibrada, rechaza los dulces y las grasas y bebe mucha agua.

20 febrero, 2018
FFFFF