Twitter analyticsTwitter analytics
logo

¿Cómo aumentar la fuerza de voluntad?

método Stanford

Buenos días chic@s!!! Hoy lunes es el típico día que nos hace falta una dosis extra de fuerza de voluntad después de un largo fin de semana. Por eso creo que puede ser interesante que os hable de lo que se llama el método Stanford, un método para entrenar la fuerza de voluntad. Son 5 pasos, un seguimiento online y garantía de éxito. ¿Quieres empezar a tachar propósitos? Sigue leyendo, seguro que te interesa.

Es cierto que odiamos los lunes, ese día de salida para una carrera llena de obstáculos que es la semana. Dejar de fumar, aprender inglés, ir al gimnasio, ordenar nuestro armario, comer sano, leer todos los días… ¿Cuántas veces nos hemos apuntado una serie de objetivos que no hemos cumplido?

método Stanford

Pues hoy os voy a hablar de una fórmula que parece definitiva para entrenar la fuerza de voluntad. BJ Fogg es un profesor de la Universidad de Stanford que se ha dedicado al estudio del comportamiento humano durante los últimos 20 años y ha creado una metodología que se basa en cinco pasos.

método Stanford

Esta fórmula la avalan las 28.000 personas que han concluido con éxito su programa de cinco días Tiny Habits, que está disponible online y de forma gratuita. Quienes la han probado dicen que no sólo conseguiremos nuestro propósito sino que en ocasiones nos conducirá más allá. Toma nota, estos son los pasos:

método Stanford

1.Identificación: Para saber qué tenemos que solucionar, lo primero que tenemos que hacer es identificarlo, éste será nuestro primer paso.

2.Tiny habits: El paso que da nombre a este proyecto es el paso clave: establecer pequeñas metas alcanzables que nos mantengan motivados y alimenten nuestro espíritu ganador.

3.Cebo: Este es el elemento detonador para que nos lancemos a conseguir nuestros Tiny Habits y no perdamos de vista nuestro objetivo.

4.Celebración: Refuerzo positivo por cada pequeño logro.

5.Consecución: Al final del camino, veremos cómo podemos conseguir el principal objetivo e incluso otros que no esperábamos lograr.

método Stanford

Estos cinco pasos tienen un porqué. Por extraño que parezca, estas pautas de comportamiento humano son exactamente las mismas que han seguido gigantes como Google, Facebook o Instagram para colarse en nuestras vidas. De las herramientas para compartir ubicación a Instragram Stories, las plataformas 3.0 también han ido formando parte de nuestras rutinas hasta conseguir ser esenciales en nuestro día a día.

método Stanford

El profesor Fogg asegura que intentar adquirir una costumbre y fallar es más perjudicial para nuestra autoestima que no hacer absolutamente nada. De ahí que para crear un hábito nuestra mente siempre necesite entrenamiento a través de pequeñas dosis de éxito. Al ganar confianza, conseguiremos la motivación suficiente para andar un paso más en la carrera que nos hayamos propuesto.

 

Un ejemplo: si tu objetivo es caminar 30 minutos diarios, tal vez con el tiempo puedas proponerte andar un poco más, o convertir el paseo en carrera y, poco a poco, ampliar tus metas. El cebo, en este caso, pueden ser tus zapatillas: tenerlas a la vista cuando llegues a casa te recordarán que media hora no requiere tanto esfuerzo. Al volver de tu sesión, date una palmada en la espalda y dite a ti misma que lo has logrado.

¿Cómo te suena esto del método Stanford? ¿Lo probamos?

método Stanford

13 febrero, 2017
FFFFF