Twitter analyticsTwitter analytics
logo

Claves del “slow deco”

slow deco

El verano es una buena época para dejar el estrés fuera de casa y así volver de vacaciones con la tarea hecha. Hay que intentar cerrar la puerta y tras ese gesto dejar atrás todo y entrar en tu mundo, en un mundo en el que reine la calma y la armonía. Así debe ser tu casa si sabes cómo llevar a la práctica el estilo slow deco.

Según la revista El Mueble la decoración slow no es un tipo de muebles ni una tendencia puramente estética, sino un estilo de vida. Vivir en una casa con este estilo hará que te sientas mejor y te ayudará a desconectar, teniendo solo presentes tus verdaderas necesidades.

slow deco

El factor más importante es la actitud, mucho más que el lugar y el diseño arquitectónico. Tú puedes conseguir que tu casa sea más “lenta” mediante pequeñas reformas o cambios en la decoración.

slow deco

A los que les gusta el estilo de vida relajado quieren ocuparse de su casa con cariño, haciendo ellos mismos las pequeñas reformas y no les importa hacer las tareas de mantenimiento.

slow deco

Los espacios diáfanos y comunicados, con el menor número posible de tabiques y obstáculos hacen que la transición de una actividad a otra resulte más natural. Por ejemplo, es importante la conexión entre la cocina, el comedor y el salón. O entre el dormitorio y el baño. Esta comunicación favorece la relación entre los miembros de la familia, que tienden a compartir en lugar de aislarse.

slow deco

El dormitorio es esencial. Lo ideal es que sea un lugar sin ruidos, luminoso, bien ventilado; un espacio al que apetezca irse a dormir durante 8 horas para levantarse también pronto. Con armarios de acceso fácil y sin rincones desaprovechados. En una casa slow la calidad siempre está por delante de la cantidad y la apariencia.

slow deco

Algunas ideas slow: En el recibidor ten previsto un lugar para dejar las llaves, el abrigo, el bolso y los zapatos. En el dormitorio elige ropa de cama con texturas naturales porque favorecen el reposo y no tengas aparatos electrónicos y sí contempla un rincón de lectura. En la cocina, por ejemplo, cuelga de la nevera un calendario de los alimentos de la temporada y destina un rincón para el reciclaje. En el salón, cojines, flores y un buen lugar para tomarte una infusión antes de dormir. Y en el baño, una cesta con aromas esenciales, velas y toallas en colores claros.

slow deco

El estilo “slow” es toda una filosofía de vida, no solo para la decoración. Lo puedes llevar a cabo en tu jardín, en tu comida diaria, en el diseño… ¿te apuntas?

slow deco

slow deco

19 julio, 2017
FFFFF