Twitter analyticsTwitter analytics
logo

9 Consejos para cuidar el moreno

Vestidos para realzar el moreno

Después de todo un verano invirtiendo el tiempo en un admirable bronceado, llega septiembre y con él la rutina y el otoño. Adiós al sol, tal como lo concebimos en la época estival y hasta el año que viene a esa idílica piel dorada. O eso es lo que se presagia. Sin embargo, mantener esa tonalidad gran parte del otoño es sencillamente posible siguiendo estos consejos fáciles, de los que algunos, ni imaginarías su potencial. 

1. En primer lugar, usa protección solar siempre, tanto si tomas el sol en verano como si es otoño y dejas de hacerlo, porque hasta un paseíto por la calle sin la adecuada protección nos puede causar estragos.

cuidar el moreno - proteccion solar

2. Eso sí, tomes o no el sol, llega a casa y date una ducha de agua fría. La baja temperatura del agua es un gran aliado para mantener intacto el color de la piel, además de mejorar la circulación. El agua caliente, por el contrario, la renueva más rápidamente contribuyendo a una pérdida más temprana. Y una vez que salgas de la ducha, sécate a golpecitos, no te frotes. Hacerlo suavemente evita dañar la piel y esas manchas que desnivelan tu bronceado.

cuidar el moreno - duchas de agura fria

3. Después, hidrátate por dentro y por fuera. Elige una crema rica en antioxidantes, o lociones corporales perfumadas con partículas doradas, porque aparte de una perfecta hidratación, le darás a tu tono un toque dorado envidiable. Hazlo a diario y las veces que haga falta para evitar una piel tirante. Y bebe mucha agua e infusiones de té, que también puedes aplicarte en la cara con un algodoncito para evitar manchas y cuidar aún más la tez.

cuidar el moreno - infusiones de te

4. Y si por casualidad el siguiente paso es depilarte, olvídate de ceras y cuchillas. Lo más recomendable es utilizar maquinillas tipo Silkepill, porque no arrastra la piel ni se lleva consigo parte del moreno conseguido.

cuidar el moreno - silk epil

5. ¡Pero no olvides exfoliarte! Mira, que no te engañen. Exfoliarse recuperará la luminosidad de tu piel y el tono mejorará con creces. A diferencia de lo que se escucha, no eliminará el bronceado, sólo células muertas que ensucian el rostro y nos hace sentir ásperas al tacto. Trata de hacerlo de forma suave, con productos que no sean muy agresivos. Un buen ejemplo es la purificación con arcillas. ¿Cada cuánto? Dos días después de las vacaciones y paulatinamente cada 8/10 días.

cuidar el moreno - exfoliante

6. Otro truco para mantener ese idílico bronceado es consumir betacaroteno ¡PARA TODO! Hazte cremas de zanahoria utilizando la pulpa como una pasta y póntela de vez en cuando. Y si tienes hambre, he aquí unos cuantos alimentos con altos niveles de betacaroteno que quizás no conocías y te ayudarán hasta en un 50% a mantener el bronceado.

Todos conocemos la zanahoria y algunas frutas como las ciruelas, naranjas, mangos, manzanas, tomates o plátanos. Lo que no sabemos tanto es del salmón, el queso cottage, aguacate, pimientos rojos, boniatos, carne de pavo o las claras de huevo.

cuidar el moreno - betacaroteno

Una combinación riquísima con la que preparar cientos de recetas para una dieta que te deje una tonalidad estupenda en el otoño.

7. Duchita fría, hidratación y buche lleno. Ahora es momento de arreglarse, que hoy vamos a lucir estupendas con el must-have de este septiembre: Un armario cargado de los colores que mejor contrastan el bronceado: Blanco, dorado y tonos flúor son los más básicos, pero los estampados, tonos pasteles y tostados potencian exponencialmente la percepción del color.

cuidar el moreno - vestidos para realzar el moreno

Fuente: zara.com

8. Ósea que dale juego a tu rutina beauty con el punto anterior y con un autobronceador, porque sí,sabemos que tu tez ya está morena, pero esto ayudará a potenciar el tono de tu rostro. Y para sentir la piel aún más radiante utiliza nuestro cosmético aliado, los polvos de sol.

cuidar el moreno - polvos de sol

Fuente: www.douglas.es

9. Pero si todos estos consejos no te han sido suficientes, la nutricosmética está a la orden del día para cuidarte. Una gran parte de la población tiene dificultades para sintetizar la vitamina D, fundamental para un bronceado uniforme y prevenir daños oxidativos. Si es tu caso, prueba con la ingesta diaria de una medicina estética y preventiva que, acompañadas de una buena alimentación, optimizan los resultados de un buen bronceado. Se recomienda empezar tres meses antes de la exposición al sol, pero si lo que pretendes es que sea aún más duradero, hazlo seis meses al año.

cuidar el moreno - pastillas de vitamina D

Así que ya sabéis, estos consejitos harán que el bronceado te acompañe todo el otoño, guapísima y saludable con tan sólo pequeños actos rutinarios que te harán sentir que aún es verano.

¡Feliz comienzo de septiembre!

7 septiembre, 2017
FFFFF